Documentos/Posicionamientos políticos

ATALC exige aparición de Llanka Millán

Comunicado de Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe (ATALC) en solidaridad con Moira Millán

Solidaridad con la defensora mapuche Moira Millán: exigimos la aparición con vida de su hija Llanka Millán

Llanka está desaparecida desde el jueves 20 de diciembre. Ese día fue vista en Cerro Azul, provincia de Córdoba (Argentina). La desaparición de la joven se produce en medio de un contexto de amenazas de muerte contra la weichafe (guardiana) Moira y sus hijas. Este domingo la dirigente indígena radicó una denuncia por “averiguación de paradero” y realizó un pedido de hábeas corpus.

Moira Millán es weichafe mapuche perteneciente al lof (comunidad) Pillán Mahuiza (provincia argentina de Chubut). Desde hace meses ella y sus hijas reciben amenazas de muerte, en un contexto de hostigamiento, represión y criminalización contra las comunidades mapuches en Argentina y Chile.

Alcanza con recordar algunos hechos recientes: el acribillamiento de Carabineros del Comando Jungla al comunero de Temucuicui Camilo Catrillanca; el asesinato por gatillo fácil de Rafael Nahuel en Bariloche; la desaparición forzada de Santiago Maldonado en medio de la represión de gendarmes en Cushamen; las condenas a José y Luis Tralcal y a Facundo Jones Huala, sin pruebas o con testimonios obtenidos bajo tortura.

Moira Millán, madre y sostén de sus cuatro hijos, ha recorrido Argentina desde que tiene 21 años, conociendo las comunidades de 36 naciones originarias que habitan esos territorio, sus realidades y problemáticas. Su lucha abarca la defensa de los territorios, de los derechos de las mujeres indígenas y del equilibrio y reciprocidad con la naturaleza. Este camino la ha llevado junto con otras ha conformar el Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir.

Moira también sufre la criminalización como estrategia predilecta del Estado argentino y las corporaciones contra defensores/as del territorio: fue llamada a indagatoria judicial en septiembre de este año, imputada por “coacción agravada” por acompañar a integrantes de la comunidad Vuelta del Río al Juzgado Federal de Esquel, para exigir el cese del hostigamiento a las comunidades.

Las amenazas de muerte, ataques y criminalización (incluyendo prisión) que sufren defensores y defensoras del pueblo Mapuche son represalias al enfrentamiento directo que ellas y ellos encarnan contra “los proyectos de inversiones de las sociedades transnacionales en los sectores hidroeléctricos y de la industria forestal”. Así lo estableció la Relatora especial de Naciones Unidas (ONU) sobre los derechos de los Pueblos Indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, este año, en un estudio temático sobre las agresiones contra los activistas indígenas presentado durante el 39° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de ONU.

Desde Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe nos solidarizamos con Moira Millán y el Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir que ella coordina. Exigimos el cese a los ataques contra las comunidades mapuche, tanto en Argentina como en Chile, y la aparición ya con vida y en buen estado general de Llanka Millán.

Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe (ATALC)

23 de diciembre de 2018

 

(CC) 2018 Radio Mundo Real