Informes Especiales

Sin pruebas

Condenaron a 9 años de prisión al lonko mapuche Facundo Jones Huala por un incendio ocurrido en 2013.

Facundo Jones Huala, TOP 9 Valdivia, 14 de diciembre 2018. Fachiantug Muestra Fotográfica/Facebook.

En un juicio abreviado, que duró dos semanas, el 14 de diciembre el lonko Facundo Jones Huala, autoridad mapuche de la Pu Lof Resistencia Cushamen, fue declarado culpable por la justicia chilena por los delitos de incendio y tenencia ilegal de arma de fuego. Una semana después, el juez Francisco Olate del Tribunal Oral en lo Penal de Valdivia comunicó la condena a 9 años de prisión.

En el fallo se “presupone” la participación del defensor del territorio indígena como autor del incendio al fundo Pisu Pisué en Río Bueno, ocurrido en 2013. Por este caso ya habían sido absueltas cuatro personas y la machi Millaray Huichalaf había sido condenada un mes como “encubridora” del hecho.

Karina Riquelme, defensora de Jones Huala, dijo a RMR que esta sentencia “ratifica la intromisión el poder político en el poder judicial en Chile, algo que ya visualizamos en la condena a los Tralcal en el caso Luchsinger-Mackay“.

La defensora del Centro de Investigación y Defensa Sur (CIDSUR) dijo que tenían convicción de que lo iban a absolver porque ya se habían absuelto personas por ese caso, con la misma falta de pruebas en su contra, pero esta vez eso no ocurrió. En cambio, hubo filtración de antecedentes desde la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) hacia otras instituciones del estado; falta de contundencia de pruebas; irregularidades en obtención de la información; irregularidades en el levantamiento de pruebas, donde incluso se pudo demostrar a través de fotografías que algunas especies no estaban en el lugar donde habían sido levantadas. Por eso, Riquelme opina que esta condena es para justificar la extradición del lonko.

En las próximas semanas presentarán un recurso de nulidad para solicitar la realización de un nuevo juicio o la rebaja de condena.

Preso político

Facundo Jones Huala tiene 32 años. Es el lonko (jefe político) de la comunidad mapuche Cushamen en Puelmapu argentina, provincia de Chubut. El 27 de junio de 2017, pocos días después del Wiñoy Tripantu (año nuevo mapuche), fue detenido bajo pedido de captura internacional acusado de “terrorista” y se pedía su extradición a Chile, para ser juzgado sobre esta causa donde habían sido absueltos los demás imputados cuatro años antes. El 1 de agosto del año pasado, Santiago Maldonado se sumó a una movilización y cortes de ruta que pedían la liberación de Jones Huala. Tras una brutal represión a esa manifestación y el desalojo de la ruta sin orden judicial por parte de Gendarmería argentina, a orillas del río Chubut, Maldonado pasaba a ser un desaparecido en democracia y Jones Huala una figura pública a estigmatizar.

La extradición del lonko se logró en marzo de este año y sufrió en Valdivia los embates de un Poder Judicial que cada vez más realiza favores políticos a favor de las transnacionales, según denuncian organizaciones sociales y de derechos humanos.

Fernando Jones Huala, hermano del lonko, dijo que no hay pruebas condenatorias sino un conjunto de indicios.  La defensora de Facundo, Karina Riquelme, expresó que “el poder judicial es cómplice de la criminalización del pueblo mapuche. Hoy han condenado al Lonko Facundo Jones Huala sin pruebas. No sirve litigar cuando las sentencias vienen ya escritas con anterioridad. Macri, Bachelet y Piñera deben estar celebrando”.

Andrea Millañanco, vocera de la Pu Lof Resistencia Cushamen, señaló que el pueblo mapuche está viviendo y resistiendo una “tercera invasión” en su territorio: “Primero fueron los españoles; después los Estados chileno y argentino, con lo que llamaron de un lado ‘Conquista del Desierto’, por más que no había desierto, sino un territorio ocupado por nuestros antepasados, y del lado chileno llamaron ‘Pacificación de la Araucanía’ a lo que en realidad fue la matanza de nuestro pueblo. Y ahora estamos frente a la tercera invasión protagonizada por empresas extractivistas que se valen de gobiernos, políticos, jueces y policía para cumplir sus objetivos”.

La policía reprime las luchas en los territorios y los jueces encarcelan a ambos lados de la Cordillera de los Andes a decenas de jóvenes y autoridades mapuche, considerando que su delito es resistir la instalación de proyectos extractivistas forestales, mineras y represas hidroeléctricas. “El delito es, básicamente, no bancarse que destruyan la tierra”, dijo Millañanco en declaraciones recogidas por revista Cítrica.

Ese medio alternativo también citó a la madre de Facundo Jones Huala, Isabel Huala, quien remarcó que esta condena marca un antes y un después para la lucha de su pueblo porque un lonko, “una autoridad que une al pueblo que fue dividido en dos partes por aduanas”, ha sido condenado y eso “está siendo visto por el mundo”.

***

Agradecemos a Fernando Lavoz (audio Facundo Jones Huala) y radio Kurruf (audios Fernando Jones Huala).

(CC) 2018 Radio Mundo Real