Entrevistas

Costa Rica resiste el fiscalazo

Con Henry Picado, Presidente de la Federación para la Conservación de la Naturaleza

En el marco de la cuarta semana de movilizaciones en Costa Rica contra un fuerte ajuste fiscal y tarifario, uno de los blancos elegidos por el gobierno de ese país es la producción y los alimentos orgánicos y agroecológicos, denuncia en RMR el integrante de la Federación para la Conservación de la Naturaleza, FECON, Henry Picado.

“Mientras la producción de la agricultura orgánica será gravada con un 13% de Impuesto al Valor Agregado (IVA); las grandes empresas contaminantes y destructoras serán completamente exentas del IVA y sus insumos tendrán una tarifa reducida del 1%” indica el representante de FECON.

La Asamblea Legislativa tica tramitó mociones de reiteración (mociones que no fueron admitidas en la comisión especial y que se llevan al plenario completo para volverlas a someter a votación). Estas mociones suman alrededor de 300, pero la aplanadora de las fracciones mayoritarias están votándolas a toda velocidad” dice Henry.

Actualmente la Ley para el Fomento de la Agricultura Orgánica N.º 8591 estipula que este tipo de actividad es exenta del Impuesto Sobre la Venta (13%), pero con la reforma fiscal que el gobierno lleva adelante estos productos pasarían a ser gravados con el IVA.

Esto se denomina popularmente en Costa Rica como “combo fiscal”, consiste en quitar impuestos a empresas destructoras y contaminantes para que sigan devastando bosques y contaminando fuentes de agua, como las empresas piñeras, muchas localizadas bajo régimen de Zona Franca. Estas empresas son doblemente beneficiadas con en el Expediente 20580 las cuales seguirán exentas del Impuesto Sobre la Renta, el Impuesto Sobre la Importación de Maquinaria e Insumos, sino que serán exentas del Impuesto al Valor Agregado, lo cual ponen en una ventaja desleal con respecto a la producción nacional de empresas que no están dentro de este régimen especial. Premian directamente a las piñeras, bananeras y palmera.

Por lo anterior desde el Movimiento Ecologista y de la Agricultura Orgánica sostienen que dicho paquete de medidas “no sólo es regresivo y pone a pagar a los más pobres y le quita cargas a los más ricos, sino que fomenta la contaminación y la destrucción ambiental”.

Escucha el testimonio de Henry Picado en audio adjunto.

“Mientras la producción de la agricultura orgánica será gravada con un 13% de Impuesto al Valor Agregado (IVA); las grandes empresas contaminantes y destructoras serán completamente exentas del IVA Click Para Twittear (CC) 2018 Radio Mundo Real