- - https://rmr.fm -

Fukushima: A 10 años del desastre

Amigos de la Tierra Japón difunde testimonios de víctimas del desastre nuclear de Fukushima.

Este 11 de marzo se cumplen 10 años desde el terremoto, tsunami y desastre nuclear en la central de Fukushima. Aunque los daños provocados continúan afectando a la población y al medioambiente, «las autoridades hacen esfuerzos para que sea invisible», denunció Amigos de la Tierra Japón.

Amigos de la Tierra Japón -junto a la ONG Peace Boat- ha realizado entrevistas en vídeo con evacuados, productores de leche, pescadores y otros miembros de la comunidad para dar a conocer mejor los impactos que siguen en curso. Las entrevistas son parte del proyecto “Fukushima Mieruka” [1].

Los videos comenzaron a publicarse el 26 de abril de 2020, en coincidencia con el 34º aniversario del desastre nuclear en Chernobyl. Hay versiones en inglés, español, francés, chino (simplificado y tradicional), coreano y alemán.

«La planta nuclear se llevó todo»

La primera entrega multilingüe de esta serie es una entrevista con el señor Hasegawa Kenichi, un antiguo productor de leche de la aldea Iitate en la prefectura de Fukushima. Pueden ver esa entrevista entrando aquí [2].

El señor Hasegawa era el líder local del distrito de Maeda de la Aldea Iitate, donde aún hoy se destacan las montañas de bolsas de residuos contaminados. «La planta nuclear se llevó todo. Antes había niños aquí. Cuando los niños aún estaban aquí, íbamos juntos a las colinas todo el tiempo. Recogimos muchas cosas, les enseñamos todo sobre ello, era natural. Ya no podemos hacer nada de eso. Es decir, ni siquiera los niños están ya aquí», dice.

Diez años después del accidente nuclear, todavía hoy unas 37.000 personas se ven obligadas a vivir como evacuadas #MierukaFacts

Hoy recordamos también el testimonio de la Sra. Kanno sobre su evacuación de Fukushima en aquel momento (ver video). El 15 de marzo de 2011, tres días después de la central nuclear, Kanno evacuó junto con su hijo y su perro en un vehículo ligero, teniendo que utilizar la gasolina de un tractor agrícola. «Entramos en la autopista y nos detuvimos en la primera área de descanso… Allí estaba esa gran cadena en la que entregaban café a los evacuados… Cuando empecé a beber el café con leche, las lágrimas no me paraban de brotar».

«Hemos aprendido mucho desde ese día»

Amigos de la Tierra Japón publicó hace pocos días un comunicado en el que expresa cómo este desastre nuclear ha afectado a la vida de toda la población y critica el comportamiento del gobierno [3]:

«Hemos experimentado de primera mano que la energía nuclear es increíblemente peligrosa y que, una vez que se produce un accidente, los materiales radiactivos pueden extenderse por una amplia zona, obligando a evacuar a más de 100.000 personas, y que la tierra puede quedar contaminada hasta el punto de que algunas zonas queden inhabitables durante más de 10 años. Los medios de subsistencia, el sentido de la vida, las interacciones con los vecinos, las conversaciones cotidianas, la búsqueda de plantas silvestres y setas comestibles, la pesca en los ríos, el compartir las pequeñas alegrías de la vida, el cenar juntos con la familia… estos y otros aspectos del núcleo de la vida comunitaria se han perdido.

Hemos sido testigos de cómo el gobierno ha ignorado las preocupaciones de los ciudadanos, fijando el límite de exposición en 20 veces el nivel aplicable para el público en general como criterio de evacuación y retorno, y obligando a muchas personas a evacuar sin compensación. Aunque la contaminación radiactiva y la exposición son ‘daños’ reales, el gobierno no los ha reconocido como tales, sino que los descarta por causar un daño ‘a la reputación’. Se ha distorsionado la cuestión de quién causó el daño y quién fue la víctima, y aunque los verdaderos actores que causaron el daño fueron el gobierno y TEPCO, no se han cuestionado sus responsabilidades.La situación perversa es que quienes señalan los riesgos de la exposición a la radiación y la contaminación son tratados como si fueran ellos los que causan el daño.»

Amigos de la Tierra Japón también denunció la «falsa reconstrucción» que el gobierno japonés hizo en la zona:

«Se han interrumpido los programas de apoyo a los evacuados, el regreso de la gente a sus comunidades se está produciendo lentamente. La generación más joven no está regresando y muchas áreas están escasamente pobladas, con hogares de sólo una o dos personas mayores».

«Las casas están siendo demolidas una tras otra en mi barrio. No hay rastro de la comunidad original. ¿Es esto realmente una ‘reconstrucción’?», se pregunta un hombre que regresó a Tomioka.

«Como la población de los municipios cercanos a la central nuclear sigue disminuyendo, el gobierno central decidió dar hasta 2 millones de yenes de ayuda a las personas que se trasladen a 12 municipios cercanos a la central en el año fiscal 2021. Después de que el gobierno haya recortado en forma despiadada las ayudas a los evacuados y siga teniendo políticas inadecuadas para proteger a la gente de la exposición radiactiva, esta política para atraer a la gente a trasladarse aquí es un intento de crear la apariencia de reconstrucción», criticó Amigos de la Tierra Japón.