- - https://rmr.fm -

“Este sistema es incapaz de garantizar los cuidados para la vida”

Economía feminista y ambientalismo fueron temas de debate virtual internacional

El martes (30) más de 100 personas de diversas partes del mundo se “encontraron” en una sala virtual para el webinario “Economía feminista y ambientalismo para una recuperación justa: miradas del Sur”, organizado por Amigos de la Tierra Internacional (ATI) y la Red Latinoamericana de Mujeres Transformando la Economía (REMTE), con la participación de Karin Nansen (presidenta de ATI) y Nalu Faria (REMTE e integrante del Comité Internacional de la Marcha Mundial de las Mujeres -MMM).

La mediación fue de Letícia Paranhos (AT-Brasil). Hubo participantes de Chile, Argentina, Brasil, Mozambique, Australia, Holanda, Alemania, Japón, Escocia, Togo, Ecuador, el Estado Español, Sudáfrica, Perú, Uruguay, Colombia e Irán.

El debate fue parte del Foro Social Mundial de Economías Transformadoras, que acontecería esta semana en Catalunya y, debido a la necesidad de aislamiento social generalizado, se mantuvo de forma virtual. El Foro reúne a 400 organizaciones, con la intención de afirmar que la economía y la vida deben caminar juntas. Funcionó a partir de debates autogestionados entre movimientos sociales, con el esfuerzo de relacionar lo local y lo global y apuntar a las alternativas.

Según la convocatoria pública al conversatorio del martes, la actividad partió del “entendimiento de que la crisis sanitaria que enfrentamos es una consecuencia del sistema capitalista, racista y patriarcal”. “Y desde allí hacemos el diálogo sobre las contribuciones desde el ambientalismo y del feminismo, para la construcción de una economía que ponga la vida en el centro y para una recuperación justa basada en la solidaridad, que confronte las causas sistémicas de la pandemia”, agregó el texto.

Nalu y Karin partieron de la situación de crisis sistémica en que el mundo se encuentra hoy para colocar luego desafíos y horizontes a partir de la organización popular. Para Nalu, la crisis de la Covid-19 surge de esa crisis sistémica, “desde el propio origen del virus hasta la forma como él llega a nuestros países, con situaciones que ya eran de desempleo, de políticas de austeridad, de precarización de la vida”. La pandemia “desnudó la desigualdad en nuestros países y también desnudó la opción de sectores con poder en nuestras sociedades y que privilegian siempre al mercado, en detrimento de la vida humana”.

Lo que organiza el mundo como lo conocemos es la explotación del trabajo de la mayoría de las personas. Las mujeres, además de sufrir la precarización del trabajo pago, tienen también la responsabilidad del trabajo doméstico y de cuidados. “El trabajo doméstico hoy es hecho de forma injusta y desigual, y precisamos pensar en una nueva forma de reorganización y redistribución de ese trabajo de cuidados”, a partir de una visión de la sociedad que coloque la vida en el centro. “Es necesario que asumamos nuestra dependencia de la naturaleza y también entre nosotras”, apuntó Nalu.

Contra las perspectivas de mercado, que arriesgan especialmente la vida de las mujeres y de la población negra, Nalu afirmó que el momento de crisis exige una transición hacia un nuevo modelo de sociedad, que se permita preguntar: “¿qué precisamos producir verdaderamente, cómo y para quién, para atender nuestras necesidades?”. Para eso, la economía feminista se presenta “no sólo como un campo de análisis y estudio, sino como una herramienta de lucha”, que genera síntesis políticas comunes rumbo a una transformación social profunda.

En tanto, Karin anotó que “las transnacionales controlan cada vez más los gobiernos y los sistemas de gobernanza”. Ese avance de las transnacionales ha conducido, dijo, a la expansión por ejemplo de los sistemas de producción basados en las actividades extractivas. Pero además, ese poder de las grandes corporaciones “se expresa también en la destrucción de los derechos de la clase trabajadora, en el desmantelamiento de la seguridad social, en sistemas de salud debilitados que convierten a la salud en una mercancía”.

La presidenta de ATI evaluó entonces que “este sistema es incapaz de garantizar los cuidados para la vida” y “se sostiene en la explotación del trabajo de las mujeres”. “Es una crisis múltiple, que tiene en el centro de sus causas la acumulación de capital. Eso está en el origen mismo de la pandemia”, dijo.

A la hora de sondear posibles salidas a la crisis sistémica agravada por la pandemia de la Covid-19, Nansen manifestó que se necesitan respuestas que pongan en el centro a las clases populares, a las/os trabajadoras/es, a las mujeres, a comunidades quilombolas, indígenas, campesinas, entre otras.

“Una recuperación justa pasa por abandonar las medidas de austeridad, reivindicar el papel del Estado, de la política y las políticas públicas, retomar el control de los servicios públicos. También hay que avanzar en el internacionalismo como cooperación entre los pueblos, con un multilateralismo que ponga en el centro los derechos colectivos de esos pueblos».

Las intervenciones de las/os participantes pusieron énfasis en la necesidad de superar el modelo neoliberal, para lo cual es importante construir soberanía alimentaria, unidad internacionalista entre los movimientos sociales y reivindicar las experiencias locales de resistencia y organización. Hubo participantes de ATI, de la MMM y REMTE; del Movimiento de Afectados por Represas (MAB), el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), del Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST), la Red de Economía Feminista y Solidaria (RESF), el Movimiento de Mujeres Campesinas, la Central Única de Trabajadores (CUT), la Articulación Nacional de Agroecología y el Centro de Estudios Ambientales, todos de Brasil; la Red Nacional de Semillas Nativas y Criollas y REDES – AT de Uruguay; GRAIN, Radio Mundo Real (ATI), Women United Against Destructive Resource Extraction (WoMin), Christian Aid, Kebetkache Women Development and Resource Centre de Nigeria, el Colectivo VientoSur de Chile y CENSAT – AT Colombia.

Esta nota fue escrita por la Marcha Mundial de las Mujeres de Brasil y Radio Mundo Real. Te invitamos a ver el video con las exposiciones completas aquí: