- - https://rmr.fm -

Encuentro de Afectados en la Amazonia

MAB organizó encuentro de afectados por proyectos extractivistas ubicados en 9 estados de la Amazonia.

Los días 29 y 30 de octubre unas 150 personas afectadas por diversos proyectos, como puerto, hidrovías, represas y mineras discutieron en torno a la defensa de sus territorios y cómo construir redes para enfrentar estos megaproyectos.

La reunión tuvo lugar en Belém, capital del estado de Pará, bajo la consigna «Amazonia en riesgo: ¡Somos todos afectadxs!

Desde el equipo de comunicación del Movimiento de Afectados/as por Represas de Brasil (MAB) acercaron a Radio Mundo Real los testimonios y reflexiones de Ivani Días de Souza, de Pará, afectada por la represa de Belo Monte en Altamira, y de Robert Rodrigues de la coordinación estatal de MAB en Pará.

Ivani Días describe cómo su vida y la de sus vecinos cambió desde 2015, cuando fueron trasladados de donde vivían a otra área, para construir allí la represa. Desde entonces «mucha gente vive con dificultad en asentamientos, sin acceso al agua, sufriendo depresión por haber perdido su casa, por estar lejos de sus familiares», dice.

Robert Rodrigues destacó la importancia de reunir entre las personas afectadas por megaproyectos extractivistas a habitantes de quilombolas, campesinos, trabajadores urbanos, indígenas y asociaciones de pescadores artesanales, entre otros.

La resistencia permanente sostenida desde el MAB es parte de la estrategia para dar respuestas a violaciones de derechos humanos y ambientales, como los ataques que se producen contra los pueblos y la Amazonia toda.

«La Amazonia está perdiendo cada vez más su vida, la vida que sustenta la naturaleza y la de los pueblos que la habitan. entonces cuando hablamos de que la vida de la Amazonia está en riesgo y que todos somos atingidos, nosotros estamos denunciando este modelo que destruye la Amazonia, que mata las poblaciones tradicionales, pero estamos diciendo que resistimos», dice Robert Rodrigues (MAB).

Rodrigues destacó lo importante que sería lograr la aprobación de una política nacional que defienda los derechos de la población de afectados. En este sentido fue aprobado hace meses un proyecto de ley promovido por el MAB en la Cámara de Diputados y se espera que lo apruebe el Senado de Brasil para luego avanzar en que estas leyes se apliquen en los distintos estados.

«Este encuentro marca una gran articulación por la Amazonia en la construcción de redes de resistencia -dijo el coordinador de MAB-, juntando los 9 estados de la región amazónica y también articulado con otros países en la construcción del Movimiento de Afectados de Latinoamérica (MAR) para compartir estrategias de lucha y resistencia regionales en defensa de la vida del medioambiente y de la vida de las personas».

En parte, esto requiere defender las «pecularidades y necesidades específicas de las comunidades indígenas de la Amazonia», una región que tiene las mayores reservas mineras y los mayores acuíferos del mundo.

«Hoy con el gobierno de Bolsonaro y su política de desmontar todo el sistema de fiscalización ambiental, sumado a la legislación ambiental brasileña, que incentiva la violencia y la depredación al medioambiente, incentivando la criminalización de los movimientos sociales» es necesario articularnos para defendernos de los ataques y dejar de ser semicolonias para la exortación de materias primas.