- Radio Mundo Real - https://rmr.fm -

“Contando a nuestra Berta”

A 3 años del femicidio de la defensora ambiental esta fue una actividad del encuentro en Honduras para recordar a Berta Cáceres.

Las radios comunitarias del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) registraron gran parte de las actividades que tuvieron lugar el 2 y 3 de marzo en La Esperanza, departamento de Intibucá (Honduras) para recordar a Berta Cáceres.

En el audio que acompaña esta nota compartimos las principales reflexiones de la charla “Contando a nuestra Berta” en la que participaron Melissa Cardoza, Roberto Barra, una compañera del pueblo garífuna y Laura Zuniga -una de las hijas de Berta Cáceres-.

Ellas recordaron a Berta, lo “doloroso” de que ella no esté, y la inspiración que sigue siendo para quienes luchan hoy por la defensa de los bienes comunes, como por ejemplo quienes defienden el río Guapinol en Honduras.

“Hay espíritus entre nosotras y Berta es uno de estos espíritus. Berta está por ahí, con mucha valentía. Entre la lucha de los pueblos, defendiendo los derechos de las mujeres. Ella no tenía miedo a nada, bueno, solo a cantar”, recordaron.

“Ella era revolucionaria y rebelde. Primero junto al pueblo salvadoreño, lo que luego la llevó a comprometerse con compromisos internacionalistas, como la solidaridad con los zapatistas en Chiapas (México)”, agregó Barra. “Nos hizo comprender que la lucha del COPINH era la lucha del pueblo latinoamericano e incluso del pueblo kurdo, a través de sus mujeres milicianas” y “nunca dejó de luchar a pesar de todas las violencias machistas y otras formas de opresión que sufrió”.

FALTAN LOS ATALA

Al cerrar la charla, las participantes reiteraron que falta juzgar a integrantes de la familia Atala Zablah, una de las más poderosas de Honduras, que integran el directorio de Desarrollos Energéticos S.A. (DESA) y que son señalados por el COPINH y las hijas de Cáceres como parte de los autores intelectuales del crimen cometido el 2 de marzo en el hogar de la defensora lenca.

David Castillo, presidente de DESA, fue detenido en marzo de 2018 en calidad de autor intelectual y espera en prisión preventiva el juicio. En tanto que 7 hombres [Sergio Rodríguez (gerente de comunicaciones de DESA), Mariano Díaz (mayor en activo del Ejército de Honduras), Douglas Bustillo (teniente retirado y exjefe de seguridad de DESA), Henry Hernández (ex militar), Elvin Heriberto Rápalo, Edilson Duarte y Oscar Haroldo Torres] fueron condenados en noviembre de 2018 como autores materiales. Aunque el 10 de enero de este año se esperaba que les notificaran los años de pena que deberán cumplir en prisión, todavía no han recibido sentencia firme por parte de la Justicia en Tegucigalpa.

Sobre la búsqueda de justicia para Berta, desde el COPINH expresaron durante la inauguración del encuentro “A 3 años de su siembra” [1]:

“Hay que decir que el asesinato de Berta Cáceres profundizó la claridad en que este gobierno, que actualmente se ha mantenido por la fuerza, es un gobierno asesino, violento y represor de los pueblos. Pero también la claridad que tenían las personas de que ese gobierno que es secuencia de un golpe de estado del que este año vamos a cumplir 10 años, fue una parte esencial en el asesinato y en el crimen de la compañera Berta Cáceres.

Decirles que nuestro diseño de justicia contempla esos elementos anteriormente planteados, por eso hoy decimos: que no van a crear una pantalla de humo con el tema de la justicia.

La condena al eslabón más débil de una estructura criminal que sigue vigente, que sigue atacando a la organización que ha creado incluso escuadrones para borrar los murales que se han pintado por capital en honor a Berta Cáceres, que monta campañas de criminalización y que hoy están pagando los abogados de las personas vinculadas a la empresa DESA, empresa asesina responsable y autor intelectual, que hemos enfrentado un proceso judicial en que no queríamos caer en el juego del Estado. Utilizamos ese proceso judicial para visibilizar a los autores intelectuales que ya están nombrados y que el pueblo hondureño ha conocido, este es parte del camino de justicia que el COPINH ha diseñado y que hoy vamos a tratar de compartir.

Para finalizar decirles compañeras y compañeros que están aquí, que sean bienvenidas a nuestro territorio, pero que lo que nos llevemos de este encuentro, que no solamente es estar aquí, es trabajar duramente para tener el honor de merecernos a Berta Cáceres, para tener el honor de merecernos su símbolo, para saber que ella está en nuestras luchas pero que también tenemos que trabajar fuertemente para esto, tener el honor de merecérnoslo, bienvenidas y bienvenidos compañeras y compañeros un aplauso para todos ustedes.”