- - https://rmr.fm -

Presionan a la OMC para que apruebe exención de los derechos de propiedad intelectual sobre las vacunas contra la Covid-19

Entrevista con la abogada experta en propiedad intelectual Sangeeta Shashikant, de la Red del Tercer Mundo

“En la actualidad, los países más ricos del mundo están vacunando 25 veces más rápido que los países de bajos ingresos”, advirtió la coordinadora del Programa de Desarrollo y Propiedad Intelectual de la Red del Tercer Mundo [1] (TWN), Sangeeta Shashikant, el 28 de abril. “La exención de los derechos de propiedad intelectual sobre las vacunas contra la Covid-19 es una obligación en el contexto de una pandemia”, agregó en entrevista con Radio Mundo Real.

El viernes pasado, la Organización Mundial del Comercio (OMC) llevó a cabo una reunión especial en la que se puso sobre la mesa una propuesta de exención de los derechos de propiedad intelectual sobre las vacunas para combatir la Covid-19, presentada inicialmente por India y Sudáfrica.

Tal como se esperaba, no se tomó ninguna decisión el viernes. “Los copatrocinadores de la propuesta exigen desde hace tiempo negociaciones sobre el texto, pero se enfrentan al rechazo de un puñado de gobiernos de países desarrollados”, explicó Shashikant.

En octubre del año pasado, Sudáfrica e India presentaron una propuesta para poner en suspenso el acuerdo de la Organización Mundial del Comercio sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) mientras dure la pandemia de coronavirus. El objetivo es facilitar la transferencia de tecnología y conocimientos científicos a los países en desarrollo, con el fin de incrementar la producción mundial de vacunas y otros suministros necesarios.

Shashikant explicó a Radio Mundo Real que la propuesta de exención presentada por India y Sudáfrica ahora también es copatrocinada por otros 60 países en desarrollo, incluido el Grupo Africano y el Grupo de los Países Menos Adelantados (PMA). Muchos otros países en desarrollo también apoyan la propuesta.

“La exención es definitivamente una posibilidad ya que es una opción legal que ofrece el marco de la OMC para circunstancias excepcionales. Y esta pandemia es uno de estos casos. En el pasado se han otorgado exenciones a disposiciones específicas en materia de propiedad intelectual en el acuerdo sobre los ADPIC”, afirmó la asesora jurídica de TWN.

Sin embargo, no es tan fácil. Varios gobiernos del Norte global, particularmente la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, Suiza y el Reino Unido, que son sede de varias empresas farmacéuticas, se oponen a esta exención. Al hacerlo, lo que hacen es darle prioridad a las ganancias en lugar de salvar vidas en diversas partes del mundo.

Shashikant ahondó sobre la necesidad de la exención de los derechos de propiedad intelectual. “Actualmente, las empresas propietarias de la tecnología deciden a quiénes otorgan licencias para la producción y en qué condiciones lo hacen. Hay muy poca transparencia en estos acuerdos que limitan artificialmente la producción y el abastecimiento con el fin de maximizar las ganancias, ya que a menudo la empresa propietaria de la tecnología solo autoriza la elaboración y el abastecimiento a algunas compañías específicas”, afirmó. “Por lo tanto, la exención que se propone se basa en la necesidad de levantar todos los monopolios de propiedad intelectual que existen en torno a la tecnología y el ‘know-how’, de modo que haya mayor libertad para que fabricantes de todo el mundo puedan aumentar la producción, diversificar el abastecimiento y facilitar un mayor intercambio de los conocimientos”, concluyó Shashikant.

La especialista de TWN destacó que hay dos cuestiones importantes en esta pandemia: el abastecimiento y la asequibilidad. “El abastecimiento es actualmente un gran desafío. Por ejemplo, la mayor parte del abastecimiento de vacunas actual es acaparada por los países de altos ingresos, dejando muy poco para los países de ingresos medianos y bajos. En la actualidad, los países de altos ingresos están vacunando 25 veces más rápido que los países de bajos ingresos”. “El segundo tema es el de la asequibilidad. Debido a que muchos de los suministros médicos para tratar la Covid-19 son costosos, los grandes niveles de desigualdad (dificultan el acceso a las vacunas y) harán que sea muy difícil controlar esta pandemia», advirtió Shashikant.

La especialista concluyó que en este contexto, la propuesta de exención de los ADPIC es fundamental si se quiere concretar el derecho a la salud y promover el acceso a los servicios de salud. Además, afirmó que esa propuesta recibió un gran apoyo a nivel mundial de parte de varias organizaciones internacionales, organizaciones de la sociedad civil, líderes religiosas/os, ex presidentas/es, primeras/os ministras/os, personas galardonadas con el Premio Nobel, integrantes del Parlamento Europeo y los parlamentos nacionales, y el público en general.

Representantes de alto nivel de la Organización Mundial de la Salud también han alertado que si en este momento sin precedentes no se puede otorgar una exención temporal sobre las patentes, entonces cuál sería el momento adecuado.

La federación ambientalista Amigos de la Tierra Internacional afirmó el viernes [2] que “una recuperación justa de esta crisis sólo es posible si todas las personas, no importa dónde vivan, tienen un acceso rápido y asequible a los tratamientos y las vacunas contra el coronavirus”. “Pedimos a todos los gobiernos que apoyen la exención y así liberen el control de la industria farmacéutica sobre los derechos de producción y distribución de las vacunas en todo el mundo”.

En abril de 2020, más de 250 organizaciones de diversas partes del mundo enviaron una carta abierta [3] en la que pidieron a la OMC que ponga fin a todas las negociaciones de tratados comerciales y de inversión durante la crisis de la Covid-19 y que se enfocara en el acceso a suministros médicos y en salvar vidas.

Shashikant lamentó que el avance de esta propuesta de exención de los ADPIC sea obstaculizado por algunos países desarrollados “que están más interesados en proteger los monopolios que en salvar vidas”. “Esto ha sido un gran contratiempo, pero esperamos que con un mayor apoyo a nivel mundial lleguemos pronto a una decisión positiva. Invitamos a todas las personas que estén escuchando a que se pongan en contacto con sus gobiernos para apoyar esta importante iniciativa”, concluyó.