- - https://rmr.fm -

Condición necesaria

“No hay Soberanía Alimentaria sin semillas criollas”

En el marco del I Foro Canario de Soberanía Alimentaria, organizaciones de rescate y revalorización de semillas criollas remarcaron la trascendencia de los recursos fitogenéticos y el bagaje cultural que encierran.

La presidenta de la federación ambientalista Amigos de la Tierra Internacional [1] y de Redes [2], Karin Nansen defendió el concepto de Soberanía Alimentaria por su enraizamiento en los movimientos sociales populares y su apuesta a la Agroecología.

“Pensamos que el proyecto político de la Soberanía Alimentaria generado inicialmente por la Vía Campesina y al que nos hemos sumado tantas organizaciones es necesario para la disputa de un cambio de sistema económico y social, no solamente a nivel rural sino englobando a la sociedad toda”, dijo Nansen.

El I Foro Canario de Soberanía Alimentaria fue convocado por la Junta Departamental de Canelones, órgano legislativo del departamento de ese nombre, al sur de Uruguay, de suma relevancia en cuanto a la producción de alimentos y presencia de población rural.

“El campesinado y la agricultura familiar hoy produce la mayor cantidad de alimentos a nivel mundial y garantizan la alimentación a la mayoría de la población”, dijo Karin en su exposición, como integrante de la tercer mesa del Foro, celebrado el martes 28 de agosto.

“El concepto de Soberanía Alimentaria tiene un sentido popular y en alianza de las clases trabajadoras y populares del campo y la ciudad”, remarcó Nansen en su exposición.

Señaló asimismo que la Soberanía Alimentaria como derecho a producir alimentos se encadena a “otra serie de derechos que hoy están amenazados tanto en nuestro país como a nivel mundial”, como el acceso a la tierra o la creciente concentración de la comercialización de alimentos.

 

Por su parte, Mauricio Vives, de la Red de Semillas Nativas y Criollas de Uruguay, fue enfático al remarcar que “no es posible la Soberanía Alimentaria sin semillas criollas”. La Red cuenta con una treintena de grupos en el país y ha trabajado en proyectos de rescate de variedades criollas de maíz y chícharo, entre otras especies.

La Red es un movimiento social a nivel rural que articula con la Universidad de la República, Redes-Amigos de la Tierra y la organización de productores orgánicos. En forma bianual realiza una Fiesta de la Semilla Criolla y un encuentro nacional de productores. Asimismo, los y las jóvenes tienen su espacio en la red realizándose campamentos y encuentros regionales para discutir acciones e intercambiar variedades criollas. Recientemente grupos de jóvenes han accedido a tierras públicas para el desarrollo de proyectos productivos y de vida agroecológicos, con la semilla como centro.

Precisamente en diferentes encuentros de la Red surge la iniciativa de impulsar un Plan Nacional de Agroecología en Uruguay [3], que declare como política estatal el fomento de este sistema productivo.