- Radio Mundo Real - https://rmr.fm -

“Tenemos la disponibilidad de ofrendar nuestras vidas si es necesario para recuperar la Democracia”

Entrevista con el coordinador nacional del Movimiento Sin Tierra de Bolivia

“Ni las balas ni la represión van a callar al movimiento indígena campesino”, aseguró este lunes el coordinador nacional del Movimiento de Trabajadores Indígenas Campesinos Sin Tierra de Bolivia (MST-B), Silvestre Saisari. “Retrocedimos a la época de la Inquisición (institución para perseguir a los herejes que tuvo su mayor esplendor en la Edad Media), cuando te colonizaban con la Biblia y la Espada”, agregó.

Radio Mundo Real entrevistó a Silvestre este lunes, cuando ya hacen ocho días del Golpe de Estado que se consumó contra el gobierno constitucional de Evo Morales, ahora exiliado político en México. La represión policial y militar ya asesinó a una 25 personas en Bolivia desde ese entonces y hoy las principales organizaciones campesinas e indígenas de El Alto mandataban a sus bases a llegar movilizadas a la capital del país, La Paz. Lo mismo pasa desde otras zonas de Bolivia. La principal demanda es la renuncia de la auto proclamada presidenta, la ultraconservadora y racista Jeanine Áñez.

Son horas dramáticas. Por eso era dable esperar que la charla con Saisari tuviera ese tinte. Y así fue. Al dirigente se lo escucha preocupado, cansado, sufriendo por los atropellos que vive su pueblo y por los compañeros y compañeras caídos en lucha. Intentamos en las citas que siguen transcribir algunos de los principales dichos de Saisari, el principal referente del MST-B, parte a su vez de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC – Vía Campesina).

“Estamos muy preocupados y tristes, con muchos compañeros asesinados por la Dictadura, muchos desaparecidos, centenares de hermanos heridos a manos de la represión y miles de compañeros detenidos ilegalmente”.

“Nunca nuestra generación había vivido un golpe de Estado, nunca sintió lo que sentimos en este momento, el llanto de las madres, de los huérfanos, de los pobres”.

“Es un golpe de Estado. Cuando un militar te pide que renuncies, cuando la Policía se te amotina, pagados por el imperio norteamericano, cuando no respetan la sucesión constitucional, se auto nombran con un mandato y reprimen a la clase pobre, eso se llama Dictadura, no se puede llamar de otra forma”.

“Lo dijo el hermano presidente, ni las balas ni la represión van a callar al movimiento indígena campesino. El gobierno tiene el apoyo de los militares para meter bala y sacó un decreto inconstitucional para autorizar a abrir fuego contra las protestas”.

“Ya hay un bloqueo general nacional a las ciudades por parte del movimiento campesino indígena, en todas las regiones. No estamos llevando la alimentación que llevábamos todos los días, en protesta contra este Golpe de Estado. Tenemos la disponibilidad de ofrendar nuestras vidas si es necesario para recuperar la democracia para todo el pueblo y el desarrollo que estábamos llevando adelante en nuestro país”.

“La verdadera responsable de todo lo que está pasando es la Organización de Estados Americanos (OEA) y el imperio norteamericano con la Embajada, que han impuesto este golpe de Estado, masacrando a nuestro pueblo. La OEA se anticipó con un informe inconcluso (de las elecciones realizadas el 20 de octubre), amañado, que generó toda esta situación en nuestro país. La principal culpable es la OEA y su secretario general Luis Almagro, que parecía ser de la izquierda. Pero es un lobo con piel de oveja (que estaba) metido en la izquierda”.

“Cuando ellos se movilizaron después de las elecciones el 20 de octubre nosotros no teníamos esa mirada de que era un Golpe. Sin embargo fue cambiando, porque ya tenían algo organizado, ya venían trabajando cómo generar toda esta situación. Y ahora la dirigencia de las organizaciones no tenemos el control total. Ahora es el pueblo movilizado el que conduce, el que comanda lo que pasa. La dirigencia de cada organización no tiene autoridad en este momento, no tiene responsabilidad de lo que está pasando, ya es el pueblo en general, las bases, que definen la movilización y cómo va a resistirse a este Golpe de Estado. Sin embargo, todos apelamos al diálogo, a la constitucionalidad de nuestro país. La Cámara de Diputados y Senadores tiene la mayoría parlamentaria de nuestro movimiento político (Movimiento Al Socialismo, MAS). Y esto no se ha respetado”.

“Hasta el momento del Golpe la clase social campesina, indígena, laboral, no entendía, no asimilaba lo que estaba pasando. Hasta algunos sectores declinaron su postura de apoyo al hermano presidente porque hasta parecía de verdad que había habido un fraude. Pero sin embargo, el mismo día del Golpe empezaron con todo lo que significa el odio clasista, fascista, hacia el campesino. Retrocedimos a la época de la Inquisición, cuando te colonizaban con la Biblia en mano y la Espada (te la ponían) en el cuello”.

“Agradecer a la opinión pública internacional que se pronuncia en este momento contra lo que sucede en Bolivia. Agradecer y que den a conocer lo que estamos viviendo, la Dictadura sangrienta y racista. Los bolivianos estamos viviendo la lucha más fuerte para recuperar nuestra dignidad, nuestra democracia, que hoy por hoy es violada por la clase oligárquica metida en Palacio con su autoproclamado gobierno. Quisiera pedir al mundo entero que se pronuncie, es importante para que no ocurra más derramamiento de sangre, para que no hayan más hermanos caídos en esta lucha”.