- Radio Mundo Real - https://rmr.fm -

¡Organicémonos Humanidad!

Entrevista a Gustavo Castro (Amigos de la Tierra México) testigo clave del asesinato de Berta Cáceres.

Aquella noche del 2 de marzo de 2016, cuando un grupo de sicarios entró al hogar de Berta en La Esperanza (Intibucá), Gustavo Castro se encontraba allí porque había ido a dar unos talleres a los integrantes del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH). Los sicarios dispararon, matando a Berta e hiriendo a Gustavo, a quien creyeron muerto.

Creo que el gobierno esperaba un asesinato limpio, no se esperaba que hubiera testigos, pero yo quedé vivo y empezaron con las anomalías legales y jurídicas”, dijo Castro a RMR, en referencia a falsos testigos y acusaciones que presentó el Ministerio Público Fiscal, la pérdida de pruebas y de documentación, mantenerlo detenido ilegalmente en Honduras, además de no permitirle participar como querellante en el juicio por el femicidio de Berta [1] realizado en 2018.

Querían un juicio en silencio, por eso sacaron a las víctimas del proceso judicial, sin dejarnos participar ni haciendo públicas las audiencias”, agregó.

A tres años del femicidio, y tras las irregularidades del primer juicio por el crimen, Castro remarcó la necesidad de juzgar a los autores intelectuales, en referencia a David Castillo (presidente de DESA) y a integrantes de la familia Atala Zablah que son parte del Directorio de la empresa a cargo del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca; en línea con la exigencia del COPINH y la familia Cáceres que dicen “Faltan los Atala” [2].

Gustavo recuerda a Berta Cáceres, invita a sumarse a las acciones globales para conmemorar a la defensora asesinada y remarca la importancia que tendrá la sentencia contra los [3] imputados Sergio Rodríguez (gerente de comunicaciones de DESA), Mariano Díaz (mayor en activo del Ejército de Honduras), Douglas Bustillo (teniente retirado y exjefe de seguridad de DESA), Henry Hernández (ex militar), Elvin Heriberto Rápalo, Edilson Duarte y Oscar Haroldo Torres.

Pedir justicia para Berta es pedir justicia para todas las mujeres y defensoras criminalizadas por luchar. La sentencia que tenga la causa Berta Cáceres va a marcar un techo para la justicia que puedan obtener otras defensoras criminalizadas o asesinadas por su labor”, dijo.

¡Despertemos Humanidad!

Al recibir el Premio Goldman en 2015, Berta exclamó en su discurso: “¡Despertemos humanidad!”. Así llamó a tomar conciencia de las afectaciones al medio ambiente por el avance de los proyectos extractivistas, a defender los derechos de las mujeres y a luchar contra el capitalismo, el racismo y el patriarcado.

Le preguntamos a Gustavo Castro cómo continuaría esa frase: «¡Despertemos humanidad y organicémonos!”, respondió.

La frase de Berta refleja que la responsabilidad de combatir este capitalismo depredador no es sólo ni exclusivo de los pueblos campesinos e indígenas, es una responsabilidad de todos. Detrás de ese discurso hay conciencia universal, sistémica, amplia, global. Y ahora no basta con despertar, hay que organizarse”, concluyó.