- Radio Mundo Real - https://rmr.fm -

El proceso sigue

Avances en Grupo de Trabajo para lograr un Tratado Vinculante de Transnacionales y DDHH fueron un "triunfo" de la sociedad civil

Este 19 de octubre se logró la aprobación de las resoluciones y conclusiones del Grupo de Trabajo presentadas por Luis Gallegos, representante permanente de Ecuador ante la ONU y quien preside las negociaciones, pero los representantes de la Unión Europea (UE) fueron los únicos actores institucionales presentes que no estuvieron de acuerdo con esas conclusiones. Ahora la presidencia debe presentar una versión revisada del documento del instrumento vinculante para junio de 2019 y retomar las negociaciones directas en octubre de ese año.

Minutos después del cierre de esta semana de movilizaciones [1] en que se celebró la cuarta ronda de negociaciones para acordar el Tratado Vinculante a partir del “Borrador Cero”, la coordinadora internacional del programa de Justicia económica y Resistencia al Neoliberalismo de Amigos de la Tierra Internacional (ATI), Lúcia Ortiz, y el integrante de REDES-Amigos de la Tierra Uruguay, Alberto Villareal, compartieron con Radio Mundo Real sus impresiones y conclusiones sobre esta instancia de acuerdo internacional.

“Estamos celebrando, aunque la UE decidió por su cuenta ‘desengancharse’ del proceso”, dijo Ortiz. “Una pena que los países donde están las casas matrices de las mayores corporaciones que históricamente han efectuado violaciones a los derechos humanos, han contribuido al cambio climatico y al despojo, no hayan asumido la tarea de frenar estos abusos”, agregó.

Ortiz destacó las contribuciones “efectivas, unificadas y fuertes” que hicieron 94 países, sobre todo de África, a través de los liderazgos de Togo y Sudáfrica, para poner fin a la impunidad de las empresas transnacionales y se despidió indicando: “Nos vemos en la Quinta Sesión de negociaciones, con la fuerza de los pueblos, articulando en todos los territorios que son afectados por las empresas transnacionales y sus cadenas de valor que violan sistemáticamente los derechos humanos alrededor del globo”.

Por su parte, Villarreal sostuvo que este resultado de la cuarta sesión de negociaciones es “un triunfo” de las organizaciones de la sociedad civil que estuvo monitoreando las negociaciones toda la semana, que aportaron insumos y testimonios para dar cuenta de las violaciones a los derechos humanos de las transnacionales en los territorios: “Sin nuestra presencia no se hubiera llegado a buen puerto”.

“Los contenidos siguen siendo muy pobres aunque las discusiones avanzaron con aportes de muchos países”, concluyó Villarreal, señalando la importancia de que en 2019 se retomen los puntos de la Campaña Global en las negociaciones: enfocarse en las cadenas de producción de las transnacionales, que se establezcan obligaciones vinculantes para esas empresas, que haya un instrumento efectivo de aplicación -como una Corte internacional que permita que los afectados y afectadas por violaciones a los derechos humanos de las transnacionales que puedan demandar y obtener justicia-, que se establezca la primacía de los ddhh sobre la legislación comercial, que se garantice la participación de la sociedad civil, entre otras.