- Radio Mundo Real - https://rmr.fm -

Demandan a gobierno de Ghana por comercializar OGM

Desde Food Sovereignty Ghana explicaron a RMR en qué consiste la demanda.

El movimiento de base en defensa de la soberanía alimentaria Food Sovereignty Ghana [1] (Soberanía Alimentaria Ghana, por sus siglas en inglés) está demandando al gobierno por la comercialización de caupí y arroz transgénico porque, aunque la distribución comercial no está aprobada, existen problemas de seguridad alimentaria que preocupan a la organización sobre el uso de organismos genéticamente modificados (OGM).

«En este momento ningún transgénico tiene permiso para ser comercializado, pero las agencias del gobierno han indicado que están desarrollando caupí, arroz y algodón genéticamente modificado, y por esta razón en 2015 presentamos una demanda en el Tribunal Superior, pero la solicitud fue desestimada. Apelamos la decisión en 2015 y esperamos a que el Tribunal de Apelaciones nos diga cómo debemos proceder», contó Edwin Baffour, director de Comunicaciones de FSG a Radio Mundo Real.

El 9 de julio de este año, FSG compareció ante la Corte Suprema porque uno de los acusados ​​trató de impugnar un fallo de la Corte respecto a qué jurisdicción debía tomar la petición presentada por FSG y otras tres organizaciones.

En esa fecha, el máximo tribunal del país dictaminó que el Tribunal Superior de Derechos Humanos tenía la jurisdicción adecuada que aplicaba para resolver el caso presentado por las cuatro partes demandantes.

En su presentación ante el tribunal, el abogado de los demandantes, George Tetteh Wayoe, agradeció a la Corte por la decisión y dijo que la cuestión de la introducción de organismos genéticamente modificados (OMG) en la cadena alimentaria de Ghana tenía serias implicaciones en los derechos humanos de los ghaneses y, por lo tanto, si el Tribunal Superior de Derechos Humanos era considerado «competente» por la corte, éste debía escuchar el caso.

Si bien a nivel oficial no hay cultivos de transgénicos registrados en Ghana, «no hay nada que le impida a alguien ingresar al país con semillas transgénicas y plantarlas, por lo que nos preocupa en cierta medida el movimiento transfronterizo de semillas transgénicas», dijo Baffour a RMR.

Ante la decision de la Corte Suprema de que el caso vuelva al Tribunal Superior de Derechos Humanos, los siguientes pasos a nivel judicial son: la FSG tiene hasta el 11 de setiembre para presentar una declaración testimonial, según indicó el tribunal a ambas partes, y el 15 de octubre comenzará el caso.

«Esperamos que el Tribunal Superior de Derechos Humanos entienda que lo que planteamos tiene que ver con los derechos humanos de los ghaneses, que también están preocupados por algunos de los temas relacionados con los alimentos transgénicos, y que el gobierno de Ghana adopte un sistema de producción que no dependa de los cultivos transgénicos, sino que promueva la agroecología», concluyó Baffour.