- - https://rmr.fm -

Brumadinho: un millón de afectados

A un año del mayor crimen ambiental de Brasil, afectados se movilizarán para denunciar impunidad en el caso que dejó 272 muertos.

“Es el segundo crimen de este tipo. Brumadinho [1] ha sido peor que Mariana [2]. ¿Cuántos crímenes más vamos a necesitar para repensar el paradigma minero?”, dice Moisés Borges, integrante de la Coordinación Nacional del Movimiento de Afectados por Represas (MAB, por sus siglas en portugués) a Radio Mundo Real.

En el MAB se preparan para albergar en Belo Horizonte a decenas de activistas de todo el mundo, en especial integrantes del Movimiento de Afectados por Represas de América Latina (MAR) que luchan contra el modelo minero-energético extractivista y contra las represas, compartiendo el lema “¡Agua y Energía no son mercancía!”.

Defensores de derechos humanos y de territorios, junto a habitantes de varios municipios del estado de Minas Gerais, marcharán del 20 al 25 de enero para exigir justicia y castigo a los responsables del crimen de Brumadinho, del que se cumple un año el 25 de enero.

En entrevista con Radio Mundo Real, Moisés Borges brindó detalles de estas Jornadas de Lucha que organiza el MAB y sobre la marcha que llevarán en sentido contrario a cómo avanzó el lodo tóxico cuando la represa con residuos tóxicos de la actividad minera de hierro reventó sobre el pueblo y avanzó sobre el río Paraopeba. RMR estará presente en las actividades participando de la cobertura periodística colaborativa junto a otros medios alternativos.

 

UN CRIMEN, UN AÑO, UN MILLÓN DE AFECTADOS, CERO CONDENADOS

El MAB estima que hay un millón de personas afectadas, más allá de las 100 mil que reciben una remuneración de emergencia que se acabaría en pocos días [3]: no es solo cómo arrasó el barro sobre casas y personas, provocando 272 muertos, once de los cuales permanecen desaparecidos. Afectadas son también las familias que han perdido todo, quienes no pueden volver a trabajar, y adultos y niños que van sintiendo problemas de salud en sus pieles, en sus estómagos, por el agua contaminada.

“Una pequeña victoria fue sacar de las manos de la Vale su rol a cargo de la búsqueda de desaparecidos”, dice Borges. Cuando el MAB logró que la búsqueda de personas bajo el espeso barro tóxico pasara a estar a cargo Defensa Civil empezó a conocerse la magnitud del crimen ambiental y social. Sin embargo, hasta hoy no hay ningún ejecutivo de la Vale juzgado ni imputado por el hecho.

«No hay ningún culpable identificado, no hay ninguno encarcelado. Queremos que los culpables sean castigados» -dicen desde el MAB.

Después del colapso de las dos mayores represas del mundo en Minas Gerais, es necesario repensar el paradigma minero. En 2018, ese sector representó sólo el 1,4% del PIB brasileño, según el Instituto Brasileño de Minería. Casi el 90% del mineral extraído en Brasil se exporta y deja una destrucción generalizada en comunidades, con la contaminación de ríos y bosques, muerte de animales, inviabilidad de actividades económicas como pesca, agricultura, turismo, y los daños a la salud física y mental de la población.

Con la Ley Kandir «los estados brasileños han dejado de recaudar 821.500 millones de reales con la exención de las exportaciones de productos primarios y semiacabados entre 1996 y 2018. Además de la baja recaudación requerida por la ley, también hay evidencia de evasión fiscal por parte de las mayores empresas mineras que operan en el país, según datos del Tribunal de Cuentas de Brasil», informó la prensa local.

«La forma de explotación minera en Brasil es la más barata y la más contaminante del mundo. Las empresas se quedan con todo el lucro, pero el lucro no puede valer más que la vida. Brasil tiene una capacidad hídrica muy grande, por eso es la principal fuente de energía en el país, usando agua pura para minería y para represas hidroeléctricas. Esta matriz tiene que cambiar, los recursos no pueden seguir estando solo a disposición del capital, tiene que haber energía bajo el manejo soberano de los pueblos», afirmó Moisés Borges de la Coordinación del MAB.