- Radio Mundo Real - https://rmr.fm -

Ríos libres, pueblos vivos

Colombia: comenzó 2º encuentro nacional del movimiento Ríos Vivos en el que se expondrán propuestas de alternativas al desarrollo

Fiel a su calor, Barrancabermeja hospeda este encuentro, ubicada en el departamento de Santander. A lo largo de la primera jornada, que tuvo lugar este 8 de octubre, llegaron las seis delegaciones nacionales del movimiento y quienes participan a nivel internacional.

Las delegaciones nacionales son: Asprocig (de la región del Bajo Sinú), Asoquimbo (Huila), Movimiento Social por la Defensa de los ríos Sogamoso y Chucurí (Santander), Movimiento Ríos Vivos Cauca (Cauca), Consejo Mayor del río Anchincaya (Valle del Cauca) y Movimiento Ríos Vivos Antioquia.

Además se sumaron integrantes de procesos en formación provenientes del Chocó, Quindío y Caldas. Ríos Vivos es parte del Movimiento de Afectados por Represas (MAR) de América Latina, por eso llegaron delegaciones internacionales con representantes de Argentina, Chile, Paraguay, Brasil, Bolivia, Panamá, Perú, Cuba, México, Honduras y Guatemala.

Los saludos y deseos de buen trabajo para todo el encuentro que se extiende hasta el viernes 12 fueron compartidos por distintos representantes colombianos y extranjeros. El integrante de Asprocig, Naudel González, recordó en plenaria que las delegaciones debaten “elementos que pueden fortalecer el movimiento” y que este proceso que lleva 18 años [1] “es el llamado a la resistencia” a las alternativas de desarrollo, a través de plantear “modelos energéticos en función de las comunidades”, no de un proyecto extractivista.

Por su parte, el coordinador Juan Pablo Soler subrayó que los dos grandes temas del encuentro serán la transición energética, “eso que intenta ser rapiñado por las empresas”, y la memoria ambiental para la paz, con ejemplos claros e inspiradores como la arpillería realizada por el grupo afectado por Hidrosogamoso, o los de memoria cimarrona.

Este segundo encuentro nacional del movimiento se realiza seis años después del primero, que tuvo lugar en Girardota. Soler repasó los acuerdos alcanzados en ese momento y cómo desde 2013, cuando el gobierno colombiano les dijo “A ustedes no los conocemos”, han pasado a ser un movimiento referencial para la región en cuanto a defensa de los recursos naturales, de los territorios y de los derechos humanos de las personas afectadas por represas y otros proyectos extractivistas.

En aquel primer encuentro también habían llegado al acuerdo de reconocerse como víctimas del conflicto armado y a trazar el vínculo de los megaproyectos con la guerra, constatando en estos años que pasaron que “donde se construyeron represas, antes hubo masacres”: 73 en Antioquia, 21 en el Sogamoso, 100 en Bajó Sinú, enumeró el coordinador de RV.

“Hoy Ríos Vivos es una alternativa para la transición energética, construyéndola a partir de la soberanía energética e hídrica”, dijo Soler y aseguró que “estamos más vivos que nunca”, no solo en sus delegaciones sino a través de articulaciones e inclusiones a espacios como la Cumbre Agraria o la Marcha Patriótica.

“Quienes estamos aquí queremos seguir disfrutando y permaneciendo en el territorio. Si quisiéramos migrar, ya lo hubiésemos hecho”, sostuvo. Si bien ha pasado mucha agua bajo este puente, el encuentro recién comienza y seguirá este martes 9 con plenarias, debates y un mercado-feria gastronómica, además de un trabajo en simultáneo de la escuela de formación para niños y niñas que acompañan a madres y padres en sus luchas.